Varios estudios han demostrado que toda la información que manejas vía email resulta ¡perfecta! Para las agencias de marketing. Especialmente para aquellas que contratan a especialistas y desarrolladores de software quienes se dedican a filtrar toda esta información sin necesidad de hackear tus cuentas y accesar a tu bandeja de entrada de email.

¿Cómo es posible?

Cada vez que te unes a alguna red social, te afilias a páginas para recibir boletines informativos o, simplemente, hacer compras en línea, estas páginas solicitan que asocies tu usuario a una cuenta de correo electrónico y allí empieza todo…

Al colocar en el buscador de tu preferencia, tu dirección de correo electrónico, quedaras realmente asombrado de toda la información que despliegan las opciones que pueden ir desde los enlaces directos a tus cuentas de redes sociales, hasta datos como dirección, números de teléfono, records legales – demandas, multas de tránsito -, entre otros…

A través de la profundización en estos datos, las agencias de publicidad encuentran su oportunidad para conocer tus preferencias, estilo de vida y hasta poder adquisitivo y así ofrecerte sus productos y servicios.

Por ello, entonces, es que siempre se hace incapié en NO COMPARTIR DATOS BANCARIOS, CLAVES PRIVADAS, a través de la web en cualquiera de sus formas y presentaciones. También es importante revisar en los buscadores la información asociada a tu dirección de email y deslindar todos estos accesos directos a tus interacciones en la web expuestas al público.

No Comment

Comments are closed.